Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Mirando a Chueca'

Ya han pasado varios días de su llegada a Chueca y Pablo ya conoce los principales secretos de sus compañeros de convivencia y también de sus vecinos. Teniendo en cuenta la amistad tan profunda que le une a Álex, es lógico que todavía le cueste asimilar la homosexualidad de su gran amigo, aunque esto suponga la ventaja de tener el camino libre con las chicas sin contar con la competencia de Álex.
Pero, una cosa es hablar sobre la sexualidad de Álex y otra sobre sus problemas o inquietudes sexuales con sus amantes. Este tema le supera a Pablo y no puede imaginarse a su querido amigo en la cama con un conocido futbolista que conoce de sobra las sábanas de Álex.
Sin embargo, lo peor de este asunto es que Pablo se entera de que Álexquiere dejar de ser activo, para convertirse en pasivo, precisamente con el futbolista.
Mientras tanto, en el piso vecino, el dilema es aún peor pues Albertono puede soportar las peleas de Bea, su hija, y Jota, su pareja. Ambos se odian a muerte y se han declarado la guerra abiertamente. Sólo el cumpleaños de Alberto para unir a estos dos enemigos y tener una tregua, pero ¿será para siempre?.
Y en otro problema se encuentra inmersa Vero, la eterna aspirante a actriz se ha enterado de que su club de fans ha desaparecido pero ella no está dispuesta a permitirlo.