Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dulce no se calla ante sus compañeros: "Me están buscando los protagonistas"

Tras ver las imágenes de su gran discusión higiénica, Dulce no se ha cortado ni un pelo y le ha dicho a Jorge Javier que sentía que “los protagonistas” cómo ella denomina a Víctor Sandoval y a Mila Ximénez, no paraban de buscarla para tener una discusión. Mila y Víctor se han mantenido callados, pero Carla, la artista invitada de la discusión, ha tomado la palabra para justificar porque le había llamado “egoísta” a Dulce durante el arduo enfrentamiento. “Lo que no soy en la vida soy egoísta, te puedo decir que he sido siempre bastante generosa”, ha asegurado Dulce para explicarle a Jorge Javier que sentía que la estaban juzgando todo el tiempo y se sentía un tanto aislada del grupo. La cara de Carla se ha descompuesto al escuchar a Dulce decir estas palabras y asegurar que ella siempre se levantaba por las noches para cuidar del fuego y ha intentado volver a defender su postura contra Dulce. Mila se ha mantenido callada durante todo el intercambio de palabras, pero cuando ha estallado, lo ha hecho como nos tiene acostumbrados: “Es un guerrillero en esto de aguantar y sobrevivir, la convivencia con ella es insoportable, yo no la aguanto. Solo se acerca al grupo cuando huele la comida y se come el arroz, se come las almendras y nos come a nosotros si nos descuidamos por la noche”. Además, ha querido seguir argumentando su malestar con Dulce explicando que todos se habían prestado cosas y que Dulce todavía no había sacado nada de su saco. La tensión estaba servida en la Palapa y ha quedado patente que en el equipo de Fuego hay tres bandos claramente diferenciados: Dulce, Mila y sus “perritos falderos” y los tres chicos que no quieren meterse en problemas para mantener la estabilidad del grupo.  Mari Carmen ha querido ser prudente y ha puesto el punto final a este enfrentamiento echando un cable a Dulce: “Tiene un tratamiento y ese queda muerta hasta las cuatro de la mañana y cuando se despierta me acompaña y me ayuda a avivar el fuego. Eso es lo único que te puedo decir”.