Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Los deseos de Yola se cumplen con la visita de su sobrina Saila y su hermana!

Yola ha recibido la visita de la persona que más le preocupa: su sobrina Seila, que acaba de superar una grave enfermedad, y que llegó acompañada por la hermana de Yola. Una alegria para compensar su mala suerte en el juego de la subasta y para olvidar las palabras que le dedicaron sus compañeros, que la acusaron de hablar mal de Mila y le han dicho que "es una bienqueda".

Tras tener que superar tres divertidas preguntas y muchas bromas de Jorge Javier, Yola ha estallado de felicidad al encontrarse con su sobrina Seila. La superviviente esta tan feliz, que no podía creer que su querida sobrina estuviera entre sus brazos. Seila le ha tranquilizado y le ha explicado que su enfermedad estaba totalmente controlada y que ahora le tocaba disfrutar de la vida. Yola estaba tan llena de felicidad que no sabía ni que decir y eso que todavía, no había visto a su hermana que también ha querido viajar a Honduras para darle un gran abrazo y decirle que esté tranquila porque todos están muy bien y orgullosos de ella.
Yola se lo ha pensado mucho a la hora de pujar en la divertida subasta de ‘Supervivientes 2016’ y se ha quedado muda cuando ha gastado casi todo su dinero en un vermut. “Yo no bebo”, ha asegurado una Yola que no podía creer que había gastado casi todo su dinero para nada.
Ya no hay amigos en 'Supervivientes 2016'
Tras ver un vídeo en el que quedaba más que evidente que entre Carla y Mila ya no es todo felicidad y buen rollo, Jorge Javier Vázquez ha querido saber si ellos también notaban que ya no podían ser amigos y que reinaba en Playa Uva una calma muy tensa, y se ha encontrado con un sí. Mila le ha explicado que todos tienen mucho miedo a ser nominados y que durante la última semana han estado como zombis en la playa, intentando no hablar casi con nadie para no tener conflictos. Una sensación que también la tiene Suso.
Al ver que ninguno de los supervivientes estaba dispuesto a entrar en enfrentamientos para no salir nominados, Jorge Javier les ha pedido que le avisaran si se iban a quedar mudos y Carla le ha dejado claro que no. Antes de llegar a la Palapa, los supervivientes han tenido una gran discusión porque han salido a la luz el nombre de las dos personas que hablaban mal de Mila a las espaldas. Todo apuntaba a que una de esas personas había sido Yola, pero ella le ha pedido a Suso que aclarara la situación y al encontrarse una negativa, han vuelto a protagonizar una nueva discusión.
Jorge tiene claro que Yola intenta decirle a todo el mundo lo que quiere oír y que eso en su pueblo se llama ser una bienqueda. Algo que Yola no termina de entender porque ella cree que es la persona más sincera de la isla y que le dice a todo el mundo las cosas a la cara. Jorge Javier ha querido saber si Suso pensaba que Yola es una bienqueda o sí que por el contrario pensaba que era más una estratega y el superviviente ha tenido claro que Yola no es ninguna de las dos cosas: “Yola lo que es torpe”. Un calificativo que Yola no se ha tomado bien, pero que sus compañeros le han aclarado que no era ningún insulto.