Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mª José se desvanece tras la dureza de la prueba de recompensa

Las fuerzas de Mª José flaquean en la recta final de la aventura. La concursante se ha desplamado tras llevar a cabo la prueba de recompensa, y es que a estas alturas del concurso las reservas de los supervivientes han desaparecido por completo.
El hambre, el esfuerzo y las condiciones de vida extremas a las que se están viendo sometidos los concursates de 'Supervivientes: Perdidos en Nicaragua' han vuelto a pasarle factura a uno de los intrépidos aventureros. Esta vez le ha tocado el turno a Mª José, una de las concursantes que peor lo está pasando en la recta final del reality.
Mª José sentirse sola no está pasando por sus mejores momentos dentro del programa y, además de y separada de uno de sus máximos apoyos a lo largo de este concurso, Debi, ahora se encuentra mal físicamente. La concursante con más edad de esta edición se ha desplomado tras llevar a cabo la última prueba de recompensa, un reto duro que no ha podido soportar. Al poco de terminar, Mª José se ha desvanecido en el mar . Todo ha quedado en un susto, pero la organización del concurso ha preferido que fuese atendida por un médico.
Pero no todos sus compañeros se han creído el 'bajón' físico que ha sufrido Mª José. "Esta semana está muy rara, buscándole escusas a todo e intentando dar pena. Yo no sé si los  mareos también pueden estar producidos porque quiere dar un poco de pena para que la gente vea que está cansada porque ha trabajado mucho", confesaba Perdiguero ante las cámaras.
Mª José, al límite de sus fuerzas
Pero la concursante no sólo está mal físicamente. Su estado de ánimo también ha sufrido un tremendo bajón, y ha dejado constancia con sus comentarios de las ganas que tiene de dejar el concurso. "Cada vez tengo más ganas de irme porque cada vez se me hace más largo. Cada día que estoy nominada me pasa lo mismo porque empiezo a imaginarme mi vida fuera. No cabe duda que por otra parte quiero quedarme, pero la verdad es que si digo que no tengo ganas de irme estoy mintiendo", se confesaba la concursante ante su mayor apoyo en la isla, Parri.