Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Todas contra Karmele

El hambre, las picaduras de mosquito y la escasez de  fuerzas de los participantes  están haciendo mella en los concursantes de 'Supervivientes'. Todos estos inconvenientes están provocando continuas rencillas con un sólo y presunto culpable: Karmele Merchante. Ivonne y Felisa acusan a la periodista de malmeter entre ellas y de no decir las cosas a la cara a sus colegas de convivencia.
El hecho de no superar la prueba el día anterior provocó mucho nerviosismo entre los concursantes ya que se quedaron con las ganas de conseguir la ansiada recompensa, un solomillo, esta vez. Todos los participantes culpan a Karmele de no haberse esforzado lo suficiente para superar el recorrido que la organización  propuso. Sus quejas desde el primer momento y su falta de ganas a la hora de esquivar los obstáculos en el recorrido han hecho que la periodista del corazón se convierta en el objetivo de críticas y opiniones por parte de todos sus compañeros.
Ivonne y Felisa se han enterado de que Karmele se dedica a hablar de sus compañeras sin estar ellas delante y, además, dicen que aprovecha el momento en el que no están las cámaras para hacer juicios de valor inapropiados. Presas de la soberbia y la ira que les produce esa injusticia, ellas, muy decididas y completamente en contra del comportamiento de su compañera más 'flojita' decidieron dejarle las cosas claras. De esta manera, la hora de dormir se convirtió en una discusión entre las tres jóvenes (unas más que otras). Karmele piensa que sus compañeras exageran y que ella no considera haberlas criticado a las espaldas, simplemente, que le parece mezquino crear las situaciones de tensión que Ivonne y Felisa establecieron incomodando a todos sus compañeros. En resumen, Karmele habla por detrás pero ella lo niega. A pesar de intentar arreglar los pequeñss problemas, no se encontró solución alguna.
Ya con la luz del día, las afectadas, Ivonne y Felisa, hicieron su confesionario y aprovecharon para decir todo lo que pensaban acerca de Karmele. Felisa declaró que se sentía profundamente decepcionada, que tenía otro pensamiento de su compañera. "La consideraba una persona adulta, ya hecha". Los comentarios de Ivonne no se alejaron mucho de los de su 'compi' de aventura. Afirmaba así:  "pensaba de ella que era una persona inteligente, cabal, que tenía otros valores". Sin embargo, la 'vícimta de las críticas' considera que no es un motivo que haga cambiar la relación que tenían hasta ahora.
Entre conflicto y conflicto, los concursantes también progresan en su supervivencia. El fuego sigue vivo y se esmeran mucho para impedir que la 'chispa' se apague, gracias a ello, los concursantes pueden comer caliente cada día.