Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los dos campamentos se organizan

A los supervivientes de este año les han hecho falta siete días para darse cuenta de que no estaban viviendo en el paraíso. La fuerte tormenta que sufrieron a los pocos días de instalarse en sus nuevos domicilios los ha hecho ponerse las pilas en la organización de su nueva rutina diaria. Los grupos son muy diferentes y cada uno ha llevado a su manera la 'imposición del orden'.
El grupo de Playa Diente de León se encontraba más organizado debido al entorno propicio en el que se vieron alojados. Todo lo veían color de rosa, hasta que el agua inundó su playa, algo que solamente Joselito se tomó con la mejor sonrisa. La construcción de una cabaña donde cobijarse era realmente necesaria y todos los náufragos han decidido ponerse manos a la obra. Su nuevo hogar ha empezado ha tomar forma y, aunque una fuerte tormenta pondría patas arriba el endeble 'edificio', al menos tienen un lugar donde resguardarse del viento.
Ivonne Armant parece haberse propuesto acabar con la anarquía de su playa. En Playa Cabeza de León han celebrado la primera reunión del campamento, en la cual la nieta del tenor Plácido Domingo ha decidido llevar la voz cantante. La exuberante concursante ha dejado las cosas muy claras: hay que respetar los objetos personales de los demás compañeros, no afeitarse en las cazuelas y guardar los materiales comunes en el mismo sitio, algo que ha acusado de no haber hecho a Joselito.
El 'Pequeño Ruiseñor' ha sido acusado por su compañera de aventura de perder el machete que el grupo ganó en la primera prueba, algo que el cantante no se ha cansado de negar. Finalmente el cuchillo ha aparecido en el campamento de Cabeza de León, por lo que la protagonista de múltiples portadas de 'Interviú' ha tenido que tragarse sus palabras.
El campamento de 'Playa Uva' también se ha puesto las pilas. Después del abandono de su compañera Estela le han visto las orejas al lobo y se han dado cuenta de que no pueden seguir dedicándose a la vida contemplativa. Además de salir a pescar y de construir una balsa, los integrantes del grupo se han puesto manos a la obra en la creación de su nuevo hogar. El refugio no les ha quedado nada mal y, al menos de momento, no volverán a pasar una noche a la intemperie.