El barrio, ¡infestado de ratas!