Varios temporeros denuncian que una empresa les ha vetado en la recogida de la naranja