Ana Julia borró de su ordenador una lista de plantas venenosas y un muñeco vudú con la cara de Gabriel