Contactamos con la mafia de la okupación para 'comprar' una de sus casas