El Gobierno apuesta porque los niños con discapacidad estudien en colegios ordinarios