Jesús Cabanas, ajeno a los rumores