Marga Garau confiesa que no vio las marcas que habían dejado en Nadia las operaciones