Úrsula Mascaró, promotora de Balearnia: "El problema del idioma aquí no existía, lo han creado los políticos"