Vox triplica sus afiliados en un año y llena el palacio de Vistalegre