Los asaltantes al centro de acogida en Castelldefels: "No fue un ataque racista"