Barcelona, la ciudad sin ley: Dos tiroteos en menos de 24 horas