Barcelona está viviendo una aterradora racha de robos y crímenes