Chernóbil: Nos adentramos en la zona cero del lugar más contaminado del mundo