Isabel Pantoja está medicada, con una fuerte crisis de ansiedad y no habla con nadie