El coronavirus se transmite por el aire: el abanico o el ventilador tienen muchísimo riesgo