Cecilia, apoyada por su pueblo