Las presuntas víctimas de Albert Cavallé, el 'estafador del amor', se organizan creando una web