La fécula de patata, el aditivo que consigue el doble de cantidad de alimento