Les prometían jugar en equipos de fútbol y fueron prostituidos en España