'AR' asiste al exorcismo de Cristina, una mujer que es poseida por Satán