La esperanza permance intacta en el barrio de Julen: “Ese rayito de luz lo tenemos todos”