Kiko, a Omar: "A veces no es necesario tener la misma sangre para ser familia"