Los microplásticos llegan a la cerveza: consejos para evitar consumirlos