El angustioso momento de Almeida como alcalde y la frase de sus rivales: "¡Enano, no te crezcas!"