El barrio malagueño de El Palo, volcado con la familia del pequeño Julen