Las residencias de ancianos exigen urgentemente más personal ante los nuevos rebrotes