Un amigo de Tomás Gimeno descubre un velero en el que podría haber escapado: sin GPS y va hasta África pasando por la península