Los asesinos de Samuel también habrían querido matar al senegalés que trató de ayudarle