La familia de la víctima de Terrassa confirma que le atacaron con una pistola Taser y que viven con miedo: "Nos están matando"