Un alto cargo del Govern filtraba al gobierno de España información sobre el procés