Los vecinos de Pinto sufren en el municipio un olor nauseabundo cuyo origen se desconoce