Risto Mejide no daba un duro por ellos y se traga sus prejuicios: "Es diferente, y eso es bueno"