Dani intenta proteger con su cuerpo el botón rojo para no pausar la actuación de su pueblo y acaba dándole sin querer