Ingenio, humor y un punto picantón: las acrobacias con el hula hoop de Daniel Sullivan