El mago Canallita no solo hace magia, sino que consigue que Edurne y Dani Martínez la hagan sin darse cuenta