Edurne, completamente enamorada del baile del pequeño Izan