Elegancia, sensibilidad y ténica: Mariela nos hace viajar con ‘La vie en rose’