El público no puede ni mirar: este participante se cuelga de su boca en su número aéreo