Pinta un retrato de Risto Mejide con el pie y demuestra que su enfermedad no es impedimento para el talento