Risto cae rendido ante la magia de Blake Eduardo y besa a Boris apasionadamente: “Me he venido arriba”