Los niños lo dan todo sobre el escenario: Spirit Dance Studio, Lucía Barranco y Jaime Molino derrochan trabajo, esfuerza y disciplina