Adara estalla: "¡Me habéis tratado todos de loca!" y Miguel se crispa: "Estoy al límite"