Koala y Miriam, desolados por la expulsión de Verdeliss, no pierden la esperanza de recuperarla y salen a buscarla al jardín