La enigmática frase de Kiko, a Estela: "No sabes lo que pierdes hasta que lo tienes"